En Dulce de Lana creamos colecciones limitadas de ropa de bebé duradera con estilos únicos y atemporales que a la vez es cómoda y se puede usar todos los días. Nos encanta crear nuevos estilos y nos esforzamos por variar las puntadas tan diversas que existen, los colores y los cortes.

Nuestras prendas son éticamente tejidas a mano por talento mexicano. Mujeres que trabajan desde casa y definen la cantidad de trabajo que pueden abarcar para poder al mismo tiempo atender sus vidas familiares y otras responsabilidades.

Usamos únicamente lana merino 100% natural, una fibra increíblemente suave, duradera y muy ligera. No contiene lanolina y es hipoalergénica, por lo que es perfecta para la piel sensible del bebé. Creemos en la calidad de larga duración, esperando que nuestros diseños puedan ser heredados y valorados por generaciones futuras.

Nos sentimos socialmente responsables por los niños de nuestro futuro y deseamos crear oportunidades para ellos, por lo que donamos una parte de nuestros ingresos a EDUCA, una fundación que apoya la educación de más de 16,500 niños en México.

Dulce de Lana fue creado por Frie, una mami recién estrenada originaria de Alemania que estaba cansada de sacrificar confort por estilo al vestir a su bebé, y quien al mismo tiempo buscaba una manera de retribuirle la felicidad inmensa y las oportunidades que le ha dado México desde su llegada.