Nuria ve la Luz y cuenta nuestras Emociones

Se dice que el amor entra por los ojos. Un dicho muy cierto que no sólo es válido cuando se trata de comida, sino también para cualquier producto que se quiera promocionar, más aún en los tiempos actuales de la compra online. Para la presentación de nuestras prendas contamos con el trabajo profesional de nuestra querida fotógrafa Nuria.

La conocí personalmente en una sesión maratón de fotos con 6 o 7 mamás y sus respectivos bebés. Nada más entrar en ese bullicio de criaturas me impactó la luz que irradia Nuria, su alegría de vivir y su calor humano y exactamente estas cualidades son las que logra plasmar en sus fantásticas fotografías.

Originaria de Baja California Sur, descubrió su interés por la fotografía a través de su padre, quien siempre cargaba una cámara. Estudió historia del arte y fotografía. Ha publicado fotos de arquitectura, de comida, de bodas y de lifestyle en numerosas revistas, en libros de cocinas, en exposiciones y galerías, incluso en la muestra “México en una foto” en las Rejas de Chapultepec.

Tengo la curiosidad de si recuerda la primera foto que hizo y ella me cuenta: “La primera foto fue un par de cortinas que las veía y pensaba en mi pareja, y eso fue lo que me enamoró de la foto, el objeto me llevaba a una emoción y ahí me enganché profundamente con hacer fotos.” Y ¿dónde quedó esa foto? “Se perdió el negativo, pero mi hermana tiene impresa esa imagen en su casa.”

“No tengo preferencias especiales, quiero ver y sentir al otro, sea persona, objeto, paisaje o lo que tenga enfrente”. Y me detalla: “Para mí la fotografía es un pretexto para ver la luz y contar emociones.” Por eso no sólo muestra el producto en sí, sino con su empatía va más allá de la vista transmitiendo sensaciones. Logra captar con su corazón y su lente espontáneamente el momento de ternura, muy difícil con los inquietos bebés.

Para su segunda hija, Lara, buscó prendas con más calidad, de las que acompañan por meses. Se enamoró de las de Dulce de Lana y empezó a tomarles fotos. De igual manera aprecia el concepto y la filosofía de la marca y nos afirma: “Nada más bello que ser parte del hilo, manos y corazón detrás de Dulce de Lana.”