Nuestros papás: Mario Niebla

¿Pensabas que sólo las mujeres se preocupan por la ropa del bebé?

Actualmente los padres participan activamente en el cuidado y en la educación de los hijos, así que muchos de ellos lógicamente también se interesan por su vestimenta.

Por eso, en esta ocasión, les quiero presentar a uno de nuestros clientes hombres favoritos: Mario Niebla.

Por sus gustos; “lo natural, lo orgánico, colores neutros y lo elaborado a mano”, se podrán imaginar que la tuvimos fácil conquistarlo.

Mario es interiorista y financiero y una persona muy respetuosa y solidaria. Sus ilusiones: “viajar por el mundo con mi pareja e hijos, enseñarles a mis hijos a respetar la naturaleza y a pensar en comunidad.”

A mí me interesa saber, qué fue lo que le hizo cambiar de un típico consumidor despreocupado a uno responsable. Me explica: “Cuando conocí el budismo y el minimalismo, me hice más consciente de mis actos y lo que conllevan. Comprendí que estamos de paso en la vida y que cuando partamos, les dejamos este mundo a nuestros hijos. Me di cuenta de lo insostenible que es el fast fashion para el medio ambiente y empecé a valorar lo hecho a mano en este mundo de automatización”.

Hace medio año, cuando estaban esperando a su bebé Manuel, una amiga le recomendó la ropa de Dulce de Lana. Le encantaron las cualidades de nuestras prendas: “fibras naturales, frescura, fácil mantenimiento, versatilidad y elaboración artesanal”.

Nos complace que afirme: “es la mejor marca en México para bebés. Se la recomiendo a todos los nuevos padres de familia que sean personas con una conciencia colectiva y social y que busquen lo mejor para su bebé”.

Mario espera tener salud y tiempo para disfrutar de su familia; sencillez para llevar una vida tranquila y pacífica. Y nosotros, esperamos que su hijo Manuel crezca feliz en un mundo más sano.

Vero