Nuestras Mamás: Mirena Rivas

Como ya les hemos contado en otras ocasiones, desde el principio en Dulce de Lana hemos creado una comunidad de mamás, porque queremos acompañarlas de cerca en esta etapa tan apasionante de sus vidas. Nos gusta tener una estrecha relación con nuestras clientas, conocerlas más de cerca y escuchar sus opiniones. 

Hoy les presentamos a Mirena Rivas, una mujer activa y encantadora. Además, una radiante y entusiasta mamá, que hace poco tuvo a su tercer bebé. “Tengo 3 increíbles niños y estoy feliz de tener la oportunidad de crecer con ellos y acompañarnos en este camino de aprendizaje”, nos dice ella.

Como muchos padres actuales, Mirena presta especial atención a la alimentación y a la vestimenta sana de sus hijos. Llegó a conocer a Dulce de Lana en las boutiques de Laguito y Baby Deli en Polanco.  Nos aclara: “Me decidí a comprar la marca, porque me gustaron mucho la calidad del tejido, la calidez de las prendas y los tonos”.

A la hora de elegir ropa para sus hijos, se fija especialmente en 3 cualidades: calidad, comodidad y diseño. Le gusta la calidad del tejido de nuestras prendas, porque sabe que la lana merino y el algodón ecológico son materiales naturales, los mejores para cuidar la piel de los bebés. Y como mamá experta, entiende que la comodidad deber ser una prioridad a la hora de comprar ropa, porque el bebé necesita sentirse a gusto y con total libertad de movimiento. Asimismo, sabe que lo práctico y funcional son factores clave a la hora de cambiar a sus hijos, un proceso que suele ser muy frecuente durante los primeros meses…

Su prenda favorita es nuestro suéter Helena de la edición limitada Retro-Moderno y nos asegura: “definitivamente volvería a comprar la marca y la recomiendo ampliamente a otras mamás, es más, me encantaría vestir a mi bebé sólo de Dulce de Lana”.  ¡Un cumplido muy motivante para todo nuestro equipo!

Además de las cualidades del producto, Mirena valora en particular que las prendas sean hechas a mano por mujeres con talento y en México y nos explica: “Me gusta mi país y toda su riqueza cultural. Disfruto mucho los mercados y sus artesanías, porque en parte a eso me dedico.” Ella promueve bordados otomíes para ayudar a pequeñas comunidades del estado de Hidalgo.

Una conciencia social que compartimos en Dulce de Lana con Mirena, más allá del gusto por la ropa de calidad.