Nuestras mamás: Marie Colleter Dos Santos

Francia es la cuna de la moda por excelencia y muchos de los mejores diseñadores son franceses. Dentro de nuestra comunidad de mamás Dulce de Lana, hoy les queremos presentar a una mujer muy positiva y trabajadora, que con su estilo y buen gusto definitivamente hace honor a la fama de sus compatriotas.

Marie es madre de Jeanne, una preciosa hija de dos años y medio y estuvo viviendo durante varios años en Nueva York, trabajando en el comercio electrónico para una marca de moda. Desde que se estableció en México, trabaja en desarrollo empresarial para una innovadora marca de muebles.

Al poco tiempo de llegar a nuestro país, conoció la marca y nos cuenta su experiencia: “Estaba en casa de una amiga cuando ella recibió un paquete lindísimo de Dulce de Lana: en la elegante caja redonda Onda venía el tierno overol Popcorn. ¡Me encantó!” Y añade: “Al poco tiempo tuve la suerte de conocer personalmente a Frie, la fundadora. Me impactó su visión y su manera de crear y hacer crecer la marca, siempre con mucha pasión y profesionalismo.”

Marie es una apasionada de la ropa, de las telas y de los materiales. Le encanta ir de compras a tiendas, pero igualmente adquiere mucho por internet. Sus razones son comprensibles:” Viviendo fuera de mi país y lejos de mis marcas de referencia, sólo con el e-commerce puedo seguir adquiriéndolas. Me parece una forma genial para tener acceso a una variedad de productos mucho más grande, en particular de marcas pequeñas.”

Considera que la calidad del material es muy importante para su ropa y aún más para la ropa de bebés. Pero tampoco pierde de vista la filosofía y la sostenibilidad de las marcas y sus productos.

“Desde que conocí Dulce de Lana compro todos mis regalos de bebé con ellos. Cuando mi hija era más pequeña, también le compré varias prendas, pero desafortunadamente creció rápido y ahora es muy alta.” Lo que más valora Marie: “el material natural, seguro y perfecto para la piel sensible de los bebés, el estilo hermoso y atemporal y la gran variedad de colores.” Además, reconoce la responsabilidad social de la marca, al proporcionar a mujeres un digno trabajo y colaborar en la educación de niños desfavorecidos.

En lo personal, Marie nos cuenta: “Tengo la suerte de tener una familia que siempre me ha dado mucho amor y alegría y eso me ha dotado de una gran confianza para la vida.” Una lección maravillosa a seguir, como también su lema: “always walk on the bright side of life”, siempre camina por el lado positivo de la vida.