El multitalento natural: lana merino

El favorito de Dulce de Lana® es la lana merino, por ser ideal para la piel tan sensible de los bebés. Con sus fibras tres veces más finas es el tejido más suave y sedoso que existe en el mercado. El merino proviene de una raza de borrego español muy especial que crece sanamente y en libertad, lo cual garantiza una lana abundante y de gran calidad. Tiene una elasticidad natural que le permite adaptarse al cuerpo, regresando siempre a su forma original.
En seguida hay 9 razones porque tú también te vas a volver fan de esta fibra.