Nuestro cocoon Apapacha

Nuestro cocoon Apapacha

“Después de haber tocado la suave textura del Cocoon Apapacha, sabía que mi bebé, a punto de nacer, iba a estar sumamente confortable en él”, nos confiesa Pia, una de muchas mamás enamoradas de esta pieza tan especial de Dulce de Lana.

No es una mantita ni un mameluco, sino la envoltura perfecta para tu bebé. Abraza, protege y abriga al recién nacido en un ambiente íntimo y seguro, casi como en el vientre materno, prolongando así el llamado “cocooning” en los primeros meses después del nacimiento.

Ale nos aclara: “lo que me encanta del Cocoon es que, a diferencia de una cobija, nunca se desacomoda. Se lo puse a mi bebé desde el principio y por la flexibilidad del tejido, sigo usándolo ahora que tiene 6 meses”. Al no abultar, es idóneo para usar en cualquier situación: en los brazos, la carriola o la cuna y el bebé puede llevar holgadamente los brazos dentro o fuera.

Estudios han demostrado que los recién nacidos duermen más tranquilos y relajados envueltos en lana merino. “Me da mucha seguridad saber que, gracias a las excelentes cualidades térmicas de la lana merino, mi bebé siempre estará a la temperatura ideal para su salud”, nos sigue comentando Ale.

Definitivamente un regalo práctico y hermoso para llevar al babyshower o al hospital. Nos emociona escuchar a Pia: “A las pocas horas de haber nacido, envolvimos a mi hija en el Cocoon Apapacha y al verla acurrucada tranquilamente en sus sueños, su papá y yo nos enamoramos por segunda vez de ella…”