Nuestra tejedora Marcela

Nuestra tejedora Marcela

Marcela es, después de la Miss Adri, nuestra tejedora más veterana. Pertenece al equipo desde los comienzos y de sus hábiles manos han surgido  muchas prendas Dulce de Lana.

“Aprendí a tejer con mi mamá cuando estaba en la primaria. El tejer me relaja, sobre todo en momentos de estrés, como ahora que estamos en el hospital. Para mí es una manía, no puedo estar sin tejer.”

Llegó a Dulce de Lana por medio de su amiga y le gustó nuestro proyecto, le encantaron los diseños y la calidad de la lana merino.

Le pregunto por qué nos sigue siendo fiel y qué es lo que más aprecia en Dulce de Lana: “Me ayuda llegar a la quincena y trabajo muy a gusto porque no me imponen horarios. Con el tiempo he adquirido más fluidez y he aprendido nuevas técnicas y mejores acabados”.

Nos cuenta que invierte un promedio de 3 horas diarias a este trabajo y que hasta ahora le han gustado todas las diferentes prendas que le han encargado.

¿Recomendaría a otras tejedoras unirse a nuestra empresa?

“Sí definitivamente, pues es un trabajo agradable, flexible en cuanto a lugar e intensidad y una buena oportunidad para ayudarse económicamente. Me encantaría que Dulce de Lana fuera todavía más conocida y valorada, para que siga creciendo“.

Gracias Marcela por dedicarnos tu tiempo.