6 propósitos green para el año nuevo

Vamos a empezar un nuevo año y todos deseamos que sea uno mejor con respecto a la salud, para poder volver sin restricciones a nuestra vida normal, a nuestras actividades cotidianas y, sobre todo, a una convivencia personal y no a distancia.

Pero no sólo las personas necesitamos salud, si no también nuestro planeta requiere sanear el deterioro que le causamos nosotros, sus habitantes.

John F. Kennedy dijo el día de su investidura en 1961: “No preguntes lo que tu país puede hacer por ti; pregunta lo que tú puedes hacer por tu país”. Creo que esta célebre frase se puede adaptar a nuestro tema: no sólo preguntes lo que la vida puede darte; pregúntate lo que tú puedes hacer por la vida de nuestra tierra.

Aquí les propongo algunas resoluciones ecológicas y sostenibles para elegir:

1) eliminar o reducir todos los plásticos de un solo uso; llevando mis propias bolsas de tela a las tiendas, usando botellas de vidrio o metal y comprando productos a granel sin envoltorio.

2) ordenar y simplificar mi guardarropa; creando un armario cápsula de estilo propio, boicoteando las marcas de moda rápida y comprando ropa sostenible y de calidad.

3) ordenar mi vida; simplificándola, reduciendo su ritmo, pasando más tiempo al aire libre y renunciando a un estilo consumista.

4) disminuir mi huella ambiental; comprando ingredientes locales, usando menos el coche y más los propios pies e invirtiendo en electrodomésticos de bajo consumo

5) apreciar lo hecho a mano; preparando menús saludables en casa, aprendiendo a hacer mis propios productos y reparando los que ya tengo.

6) ayudar a mi comunidad; ofreciendo mi tiempo como voluntario, apoyando una causa digna y donando a una organización benéfica.

Son sólo unas cuantas ideas para que cada uno haga su propia lista. Desafortunadamente la mayoría de las personas fracasan con sus objetivos de Año Nuevo después de aproximadamente un mes. Creo, que la clave está en proponerse pequeños pasos y ser constante para conseguir un cambio de estilo de vida perdurable.

Ánimos y feliz 2021,

Vero